arbol de la vida significado
El árbol de la vida es un árbol místico y mágico que aparece en distintas culturas a lo largo de la historia. Distintas razas y religiones lo llaman con diferentes nombres pero en cada una de ellas el significado del árbol de la vida es similar ya que en todas las culturas en las que se menciona el árbol de la vida significa fuente de vida.


Podemos realizar algunas semejanzas del desarrollo de la vida humana con el significado del árbol de la vida, aquí te lo explico mejor:

  • El árbol de la vida tiene su origen en una semilla al igual que nosotros.
  • Las personas vamos creciendo rodeados de nuestros seres queridos, amistades y regidos por una serie de normas que hacen que vayamos madurando y creciendo espiritualmente al igual que el árbol.
  • Cada una de las desviaciones en nuestro camino producidas por la toma de decisiones se representan en el árbol de la vida mediante sus ramas.

Historia del Árbol de la Vida

Los árboles de la vida han existido desde el principio de la historia en grabados, pinturas, bordados, impresos o esculturas. Simbolizan la fuerza de la vida y los orígenes de la misma, desarrollándose la vida desde las raíces. A veces han sido asociados a personajes y/o animales (aves, mamíferos). El árbol del conocimiento y el candelero con 7 ramas pueden ser variaciones según ciertas interpretaciones.

Cuál es el Origen del Árbol de la Vida

origen del arbol de la vida
Según varios estudios de prestigiosos investigadores el Árbol de la Vida tiene 2 vertientes:

  • Religiosa unida al Génesis y a la Biblia
  • Celta

Origen del Árbol de la Vida Según la Biblia

Las primeras referencias al Árbol de la Vida en la Sagrada Biblia datan de la época de Adán y Eva, estando ubicado el Árbol en el jardín del Edén, momento en el cual todo comienza según la Religión Católica.
El árbol se menciona al principio del Génesis (Génesis 3:24). Él da la inmortalidad. No debe confundirse con el árbol de la ciencia del bien y del mal. Este árbol también se menciona varias veces en el Apocalipsis (Apocalipsis 2:7; Apocalipsis 22:14; Apocalipsis 22:19).

Los cristianos a menudo han equiparado la cruz de Cristo con el árbol de la vida porque, al igual que la cruz, el árbol da vida a la humanidad. El árbol de la vida a veces está unido a la Menorah del Templo de Jerusalén. En el libro de Ezequiel (31,1-11), la parábola del gran cedro es elocuente: “En el año undécimo, en el tercer mes, en el primero del mes, me llegó una palabra del Señor (Ezequiel): “Hijo del hombre, di al Faraón rey de Egipto y a su multitud: ¿A quién te pareces? ¿A un ciprés, a un cedro libanés que tiene hermosas ramas formando un bosque sombrío y tan alto que su cima estaría entre las nubes? (…) Y era más alto que todos los árboles del campo (…) Y todas las aves del cielo anidaban en sus ramas, y todas las bestias del desierto parían debajo de sus ramas, y toda la multitud de los pueblos vivía bajo su sombra. (…)


Los cedros del “jardín de Dios” no lo igualaban, los cipreses no eran comparables a sus ramas, ni los plátanos a sus ramas; ningún árbol en el “jardín de Dios” era comparable a él en belleza. Lo había hecho hermoso por la abundancia de sus ramas. Todos los árboles del “jardín de Dios” estaban celosos de él. Por tanto, así dice el Señor Dios: Por cuanto tú has elevado tu altura, por cuanto él ha levantado su cumbre entre las nubes, y ha resucitado con orgullo, yo lo entregaré en manos del jefe de las naciones, el cual lo tratará conforme a su maldad. Lo ahuyenté.”

El “Reino de Dios” (la creación), nacido de una semilla muy humilde, se convertirá con el tiempo en un “gran árbol” donde anidarán todas las aves de la tierra. Esta es la parábola del grano de mostaza en Mateo 13,31: “El reino de los cielos es semejante a un grano de mostaza que el hombre toma y siembra en el campo. Es la más pequeña de todas las semillas. Pero cuando ha crecido, es la más grande de las plantas: se convierte en un árbol, de modo que los pájaros del cielo vienen a hacer sus nidos en sus ramas”.

A través del poder evocado por el vigor de estos árboles de la vida, toda la grandeza de la creación se magnifica.

Árbol de la Vida Celta

árbol de la vida celtaDesde sus orígenes para la cultura Celta los árboles han sido muy importantes ya que les dan resguardo, protección, pueden hacer fuego con su madera, les proporcionan alimento y pueden construir casas con su madera. Los Celtas tienen mucho respeto por la naturaleza y en especial hacia los árboles, siendo sagrados para ellos como es el caso del Roble.

Para los Celtas los árboles simbolizan la esencia de la vida, a través de los cuales se produce la comunicación con su entorno:

  • Tierra: a través de las raíces del árbol.
  • Exterior: a través del tronco del árbol.
  • Cielo: por medio de sus ramas.

Así el árbol se convierte para los Celtas en el eje central del mundo siendo el nexo de unión entra la tierra y el cielo.

El Árbol Cristiano de la Vida y la Inmortalidad

arbol cristiano de la vida
En la Biblia se decía que si comieras del árbol de la vida, vivirías para siempre. Desde que Adán y Eva comieron del árbol del conocimiento, fueron conscientes de su propio mal, anulando así su inocencia. Se les prohibió comer del árbol de la vida por su propio bien porque se condenarían a si mismos a la conciencia eterna de sus propias deficiencias. Por eso fueron expulsados del Jardín del Edén, para protegerles de ese destino.

El Árbol del Mundo Nórdico

El Árbol del Mundo Nórdico es la versión pagana del árbol de la vida. Abarca todos los reinos de la existencia y los une. Es eterno en la naturaleza, no tiene principio ni fin. Se dice que su fruto mantiene a los dioses jóvenes.

El Árbol de la Vida en la Cábala

En la Kabbalah y el misticismo hebreo, el árbol de la vida se convierte en un símbolo fundamental y está formado por diez nodos interconectados. El árbol de la vida aquí representa la restauración de la armonía en toda la Creación.

El significado del árbol de la vida propio de la antigua Kabbalah fue adoptado más tarde por diferentes tradiciones religiosas y teologías esotéricas, así como por prácticas mágicas con diferentes significados. Desde el Renacimiento, de hecho, la Kabbalah judía se ha convertido en parte de la cultura occidental incluso entre los no judíos y también ha llegado al cristianismo, el ocultismo y el esoterismo.

El árbol de la vida en la Cábala está ligado a la compleja fórmula de la existencia y la creación, con el fluir de la creación desde lo Divino hacia la Tierra y con el retorno a lo Divino.


En la Cábala, el árbol de la vida está formado por diez árboles de sefira, con veintidós senderos interconectados. La palabra sefira se vuelve a conectar con el término esfera pero en realidad tiene otros significados: libro o cuento, luz o piedra preciosa, número.

  • La columna izquierda representa el aspecto femenino de la creación y contiene tres sefiras: Inteligencia, Fuerza, Esplendor.
  • La columna derecha representa los aspectos masculinos de la creación y contiene tres sefiras: Sabiduría, Amor, Eternidad.
  • El pilar central representa el equilibrio entre los pilares masculino y femenino. Contiene cuatro Sepira: Corona, Belleza, Fundador, Reino. También hay un quinto punto que indica el Conocimiento.

El árbol de la vida de la Cábala está asociado al árbol del jardín del Edén, custodiado por una serpiente y junto al cual fluye un río cuyo agua es fuente de vida y alimento.

Símbolos del Árbol de la Vida y lo que Representan

Los símbolos del árbol de la vida están compuestos por todos los aspectos del árbol en sí y lo que significan esos elementos. Tienes las raíces, el tronco, las ramas, las hojas y todo tipo de frutos que vienen del mismo árbol. Todas estas partes del árbol representan simbólicamente el árbol.

Las raíces son profundas, el tronco constituye una base, las ramas se extienden hacia fuera para el sustento, las hojas recogen la fuerza, y dan el fruto por si mismas.

Significado del Árbol de la Vida

El significado del árbol de la vida proviene de sus aspectos simbólicos. Si echa un vistazo a los símbolos, puede extraer el significado a través de cada uno de estos símbolos. Primero, el árbol de la vida provee, el soplo de vida. Este soplo, también está representado por la naturaleza espiritual del aire, que es “inspirar”.

Se cree que el significado de las hojas del árbol es “curación” lo que sería su principal cualidad. Así que miramos a la curación no sólo desde el punto de vista físico, sino también desde el punto de vista espiritual o emocional.

El Significado del Árbol de la Vida y los Elementos

elementos arbol de la vidaEl árbol de la vida y los elementos están estrechamente relacionados. Fuego, Tierra, Aire y Agua combinan sus fuerzas para crear la maravillosa vida que da poder al árbol de la vida.

  • Del fuego viene el poder del sol que llena al árbol de luz vital.
  • De la tierra viene el alimento que nutre las raíces que combinan su fuerza con el sol para proporcionar el alimento que el árbol necesita para darle su poder vital.
  • De las aguas viene el poder de absorber la esencia vital de la vida que hace crecer el fruto y proveer a aquellos que buscan la vida eterna con el poder místico de su fruto único.
  • Desde el aire existe un intercambio de comunicación con el medio ambiente que lo beneficia a él y al árbol.

Árbol de la vida Simbolismo y Nutrición

El árbol de la vida simboliza muchos aspectos enriquecedores de la vida. En sus ramas, simboliza el tender la mano para recoger el alimento del sol. En sus hojas, captura ese alimento y lo cuida a través de la transformación en alimento que da vida.

En sus raíces, se adentra profundamente en el alma de la Tierra. Abraza la Tierra con sus raíces, y reconoce al suelo como su madre. En las raíces y ramas reconoce a la Madre Tierra y al Padre Sol. Es un reconocimiento pleno de la vida que lo sostiene y de sus orígenes espirituales.

Propiedades del Árbol

  • El Árbol de la Vida simboliza: Aire, Agua, Fuego y Tierra.
  • El Árbol de la Vida tiene poderes de: Sanación, Rejuvenecimiento y Sustento.
  • Árbol de la Vida es Mágico: Telepatía, Osmosis, Comunicación.

El Árbol de la vida hoy en día podemos encontrarlo representado en multitud de sitios, alguno de ellos son:

Películas sobre el Árbol de la Vida

pelicula arbol de la vidaEn el séptimo arte también aparece el Árbol de la Vida. La película más conocida y que si no has visto te recomiendo ver es la película Árbol de la Vida en la que trabajan los famosos actores Sean Penn y Brad Pitt, no te haré ningún spoiler pero para mí es la película sobre el árbol de la vida que mejor toca lo que representa y su significado.

Te dejo la banda sonora original (BSO) de la película árbol de la vida. Espero que disfrutes tanto como yo de la inquietante belleza del espacio acompañada de fondo de la canción Lacrimosa de Zbigniew Preisner. Para mi una manifestación de belleza tanto para el oído como para la vista.

Existen muchas otras películas que hacen referencia al Árbol de la Vida, si te hablo de Avatar quizás no caigas pero te acuerdas del “Árbol Madre” (Kelutrel en idioma Na´Vi), es el árbol que representa la vida y la conexión con la madre naturaleza para los Omaticaya. Como ves el árbol de la vida se representa con múltiples nombres pero su significado no cambia.

Tatuajes del Árbol de la Vida

tatuaje arbol de la vidaMuchas personas de diferentes culturas creen tanto en lo que significa el árbol de la vida para ellos que deciden llevarlo en su piel haciéndose un tatuaje del árbol de la vida.

La persona que se tatua el árbol de la vida lo hace porque realmente es significativo para él ya que un tatuaje de este tipo debe tener un significado para persona que lo lleva. Los sitios más comunes dónde tatuarse el árbol de la vida es en la espalda, cerca del corazón o en el brazo izquierdo, aunque si decides hacerte un tatuaje del árbol de la vida lo puedes hacer dónde tu quieras.


Para las personas que se realizan el tatuaje del árbol de la vida el llevarlo dibujado en su piel es algo que trasciende lo terrenal, es un símbolo en el que crees o no crees. Nunca verás dos tatuajes del árbol de la vida iguales, ya que cada persona le da su toque personal. Algunos hacen las ramas largas, otros cortas, les ponen frutos, lo hacen de colores o de un solo color pero lo que simboliza y el significado del árbol de la vida permanecen intactos.

Muchas personas descubren que quieren llevar tatuado el árbol de la vida porque han reconducido su vida por el buen camino, otras es porque están agradecidos a la vida por su familia y quieren que las ramas del árbol de la vida les protejan y otros es porque quieren estar conectados a la tierra y al cielo.

Significado del Tatuaje del Árbol de la Vida Celta

El árbol celta de la vida seguramente sea el árbol más estético para hacerse un tatuaje del árbol de la vida. Este árbol anudado se dibuja a menudo en un círculo, representando al mundo. Sus ramas llegan hasta el cielo y sus raíces se introducen bajo el suelo. De esta manera, representa un puente entre el cielo y la tierra. La estructura anudada de las raíces crea un bucle infinito que representa la eternidad. Este fue un tema recurrente en la cultura Celta ya que estos nudos eternos aparecen en muchos de sus otros diseños de tatuajes, obras de arte y esculturas. El árbol también representaba la renovación (prospera en el verano, se desvanece en el otoño, muere en el invierno y renace a tiempo para la primavera). Esto estableció aún más el concepto de tiempo eterno.

Algunos tatuajes celtas tienen ramas que se entrelazan con las raíces. Esta es sólo una manera de establecer firmemente el vínculo entre los cielos y la tierra. Algunas variantes del árbol celta de la vida representan un árbol lleno de fruta, por lo que algunos tatuajes lo incorporarán en su diseño. Los Celtas añadían frutas, flores y animales al diseño del tatuaje. Pájaros y mariposas volando o posados en el árbol y lobos aullando a sus pies representan la vida, el sustento y la riqueza. Otro significado del árbol de la vida es que nutre a todas las formas de vida por igual, desde el insecto más pequeño hasta la bestia más grande, y nosotros sólo somos un animal en algún lugar en medio de esa escala.

Significado del Tatuaje del Árbol de la Vida en el Cristianismo

En las culturas judeo-cristianas, el Árbol de la Vida aparece desde el principio de los tiempos situado en el Jardín del Edén. Cuando Adán y Eva comieron un fruto del Árbol, se dieron cuenta de que eran criaturas pecaminosas, y Yahweh los sacó del jardín. El Árbol de la Vida representa lo que podría haber sido si Adán y Eva nunca hubieran comido ese maldito fruto. Los tatuajes de este árbol de la vida se centran a menudo en la fruta que el árbol lleva. No hay nudos en el árbol, en su lugar hay líneas de remolinos con hojas y frutos. El tatuaje del árbol de la vida tiene generalmente manzanas, puesto que ésta es la primera fruta que a la gente le viene a la cabeza al pensar en el árbol de la vida. La fruta exacta sigue siendo desconocida. Las raíces del árbol se representan raramente extensamente.

Por supuesto, hay más tipos de tatuajes del árbol de la vida. Aunque no se utiliza como un diseño de tatuaje común, Yggdrasil se parece mucho al árbol de la vida en las culturas celtas. Como el árbol celta de la vida, Yggdrasil crea un puente entre el cielo y la tierra. A diferencia del árbol celta de la vida, esto se entiende en el sentido literal. Las ramas sostienen el mundo en el que vivimos, mientras que las tres raíces principales se extienden a Asgard, Hel y Jötnar, respectivamente. Una serpiente come en las raíces del árbol, un ciervo roe en las hojas, y un águila se sienta en la cima. Una ardilla envía mensajes de la serpiente a un halcón que se sienta entre los ojos del águila. Los tatuajes de Yggdrasil pueden parecerse bastante al árbol celta de la vida, ya que las raíces anudadas aparecen en las obras de arte nórdicas. La presencia de una serpiente entrelazada en las raíces y un águila sentada en las ramas delatan sus verdaderos orígenes. Ocasionalmente, los artistas ponen dos cuervos volando del árbol. Los cuervos pertenecen a Odín, y se llaman Huginn y Muninn. No pertenecen realmente al árbol, pero agregan una capa agradable de complejidad a los tatuajes de Yggdrasil.

Colgante Árbol de la Vida

arbol de la vida colgante
Otra forma de llevar contigo siempre el Árbol de la Vida, es a través del colgante del árbol de la vida con el que canalizarás las energías positivas y alejarás todo lo negativo.



El amuleto del árbol de la vida significa llevar contigo su protección, además de conectarnos con el cielo y la tierra a través de sus ramas y raíces.

Libros sobre el Árbol de la Vida

Hay mucha bibliografía escrita sobre el árbol de la vida y su significado incluso hay películas muy famosas como la saga las Crónicas de Narnia basada en los libros homónimos del prestigioso escritor C. S. Lewis dónde en el libro llamado el sobrino del mago hacen referencia al Árbol de la Vida.

Otros libros en los que se habla del árbol de la vida y que te recomiendo leer son:

  • El Árbol de la Vida de Marco Aurelio Chavezmaya.
  • Filosofía Viva: La Ecofilosofía como un Árbol de la Vida de Henry Skolimowski.
  • El Camino del Árbol de la Vida de Eduardo Madirolas.

Estos son tres de mis libros preferidos del Árbol de la Vida pero hay muchos más pero sin duda si quieres empezar a conocer el Árbol de la Vida y su significado estos libros te ayudarán a saber cuál es el significado del árbol de la vida.

Árboles de la Biblia

árboles de la biblia

De los Árboles de la Promesa al Árbol de la Vida

Este punto nos lleva de los símbolos de la Tierra Prometida a la Sabiduría para caminar con Dios representada por el Árbol de la Vida.

En el mundo de los árboles, según el entendimiento popular, dos grupos principales ocupan la tierra: la de los árboles de madera de calidad destinados a la construcción de casas, la carpintería, la fabricación de marquetería, los utensilios para el cuidado doméstico, y la de los árboles genealógicos, cultivados especialmente por sus frutos, para hacer más fácil la vida cotidiana de los seres humanos.

En la Biblia hebrea, los árboles de la promesa adornan el escenario de la esperada vida feliz en la Tierra Prometida.

Esta distinción común entre árboles, es retomada por los autores sagrados:

“Algunos tipos de árboles se utilizan en los oficios de la madera debido a sus características específicas (solidez, resistencia a la podredumbre, flexibilidad, olores…), tales como cedros, robles, sicomoros, cipreses,… se utilizaron en la construcción del Arca de Noé, el Arca de la Alianza, la construcción del templo de Jerusalén,…”

En cuanto a los árboles frutales, los más citados en las Escrituras son las higueras, los olivos, las granadas y la vid. ¿Por qué estas? Por su fertilidad. Pero también porque son los árboles de la promesa: el pueblo hebreo ha tenido la dura experiencia de la existencia nómada y el cautiverio en Egipto. Dios lo liberó y promete hacer de su desierto un Edén, y de su estepa un jardín. Gracias al Éxodo, el sueño se hace realidad en la imaginación de la gente:

Yahvé, tu Dios, te conduce a una tierra bendita, una tierra de ríos, de manantiales sordos en los valles y en los montes, una tierra de trigo y de cebada, de viñas, de higueras y de granadas, una tierra de olivos, de aceite y de miel, una tierra en la que no serás medido y en la que no te faltará nada.”

¿Cómo, entonces, no esperar que el amor de Dios se realice para sus hijos, después de cuarenta años de vagar, tan pronto como cruzarón el Jordán?

A los ojos de los hebreos, estos árboles simbolizaban la Tierra Prometida y la felicidad de vivir libres en la presencia de Dios. Además, la parábola de los árboles que buscan que uno de ellos los gobierne no es errónea: el olivo, la higuera, la vid son referencias de calidad en este nuevo estado de vida del Pueblo elegido en Palestina. Y, por su parte, la granada representa, por los granos de su fruto unidos bajo una envoltura protectora, la comunidad de los hijos de Israel protegida por la benevolencia paterna de Dios.

En efecto, en el apogeo de la época, el interés de la existencia se centraba principalmente en sus aspectos inmediatos y sensibles. No sólo la posesión de tierras fértiles, sino también la duración de la vida, una gran descendencia.

La alta edad de los hombres de aquella época, como muestra el capítulo 5 del Génesis sobre los patriarcas, tiene un valor simbólico, no matemático. El temor de Yahvé prolonga los días, los años de los impíos serán acortados. La insistencia en la posteridad surge notablemente de la promesa de Yahvé, renovada muchas veces, en Abraham, para dar tan numeroso como los granos de polvo de la tierra, como las estrellas del cielo, como la arena que está a la orilla del mar…, hasta el punto de que este aspecto está encarnado en el nombre que Dios le atribuye y que significa padre de una multitud de pueblos.

Estos fueron los criterios para tener una vida plena, la Biblia hebrea lo expresó a lo largo de sus páginas. Pero la consideración del más allá y la recompensa de cada uno según su conducta permanecieron vagas. Dios recompensó al hombre por hacer el bien durante el tiempo de su vida en la tierra. Después de su muerte, ya fueran justos o pecadores, todos descendieron al sepulcro, la tumba, donde vivieron una vida inerte y casi extinta. En esta morada subterránea, tumbados en paz, descansaban de los sufrimientos sufridos en la superficie, en un sueño cercano al no ser.

De los Árboles de la Promesa al Árbol de la Vida en la Literatura Sapiencial

árbol de la vida en la literatura sapiencialA principios del siglo VI a. C., Jerusalén fue conquistada por las tropas de Nabucodonosor. El reino de Judá fue borrado del mapa, su Templo destruido; sus habitantes tuvieron que exiliarse. Para ellos fue un terremoto psicológico, más que físico: expulsados de sus casas, esclavizados en el extranjero, desposeídos de todo, ahora vivían entre una población pagana y ya no tenían un lugar de culto. El marco de su relación con Dios había desaparecido. A orillas de los ríos de Babilonia, se sentaban y lloraban, recordando a Sión. En los sauces de la región, colgaron sus arpas. Durante la deportación, su relación con Dios se hizo interior y se profundizó. Fue un renacimiento de la cultura judía: los exiliados se dieron cuenta del valor de lo que habían perdido y recordaron que eran “el pueblo elegido”. Los sacerdotes deportados tenían que mantener su fe en un contexto politeísta y creencias míticas. También durante este período varios libros del Antiguo Testamento fueron publicados en su forma final.



De vuelta del cautiverio después del edicto de Ciro, los hagiógrafos explican significativamente en la literatura sapiencial los componentes del éxito y de la felicidad: ya no insisten tanto en la tierra, en los años, en la posteridad, sino en una calidad de vida personal, la que consiste en caminar con Dios, es decir: “Ajusta tu vida a los propósitos de Dios, como Enoc, Noé, Abraham, Isaac o Jacob. Deja que tu inteligencia sea iluminada desde arriba para llevar una vida buena y justa”. En otras palabras, toma en consideración sus oraciones significativas para acceder a la sabiduría.

El capítulo 3 del libro de Proverbios es decisivo porque indica los beneficios que la sabiduría trae al hombre: “Su posesión es mejor que tener plata y sus ingresos mejores que el mismo oro. A tu derecha, duración de los días, a tu izquierda, riqueza y gloria”. Es pues, preferible a todo bien de la tierra, ya que proporciona a la vez una larga vida, que entonces se consideraba una bendición divina, pero también riqueza y gloria.

Es en este contexto que se asemeja al árbol de la vida: sus caminos son deliciosos y sus senderos pacíficos. El árbol de la vida es para los que lo toman, y bienaventurados los que lo tienen.

Es, en cierto modo, una participación en la sabiduría creadora de Dios. El Señor fundó la tierra a través de la sabiduría, fortaleciendo los cielos a través de la razón. La creación manifiesta la sabiduría divina, no oralmente, sino a través de sus criaturas. Lo conducen a él y el hombre participa de este conocimiento divino percibiendo el orden que la sabiduría imprime en el mundo.

Debido a que conduce a Dios, la sabiduría nos permite escapar del sepulcro, el reino de los muertos, para resucitar entre los justos en los últimos tiempos. Esta esperanza en una vida post-mortem sólo aparece claramente en tiempos helenísticos, alrededor del siglo III a.C., en el judaísmo. Porque conduce tanto al camino de la vida buena y feliz, como a la vida eterna, es verdaderamente un árbol de vida, similar al que estaba en el Huerto del Edén. Pero no es un árbol concreto. Es un árbol simbólico que se refiere a la sabiduría.

Vínculo entre el Árbol de la Vida y el Árbol de la Cruz

vinculo entre el arbol de la vida y el arbol de la cruzEn la perspectiva de la interiorización de los componentes de la salvación, el Mesías trae una nueva dimensión al simbolismo del árbol de la vida a través de su muerte en la cruz:

Pagó para librarnos de la maldición de la ley, convirtiéndose en una maldición para nosotros, ya que está escrito: “Maldito todo el que cuelga del madero”. La cruz fue una maldición según la Torá. Por lo tanto, un mesías crucificado no era una opción para los judíos. Especialmente desde que la corriente cultural de la época abogó por el advenimiento de un nuevo David.

Pero Cristo pasó a través de esta maldición destruyendo la antigua mentalidad, para que la ley pudiera ser reemplazada en beneficio de la fe y la salvación pudiera llegar a ser accesible a todos, incluyendo a los paganos.

Estos son los fundamentos de una interpretación “positiva” de la cruz. Y, entre los Padres, éste se une a la imagen del árbol. Desde entonces, el árbol del Huerto del Edén que estaba en declive se convierte en el árbol de la cruz a través del cual nos llega la salvación. Si no hubiera sido por la cruz, Cristo no habría sido crucificado…, las fuentes de la inmortalidad no habrían brotado de su costado, no habríamos recibido la libertad, no habríamos disfrutado del árbol de la vida, el paraíso no se habría abierto. La liturgia de la fiesta de la exaltación de la Santa Cruz se hace eco de esta perspectiva revolucionaria. San Ireneo retoma la idea del “Cristo Crucificado”, cuya encarnación restaura el género humano y la unidad de la creación. Era necesario que el Hijo de Dios, haciéndose visible, se manifestara a plena luz del día grabado en forma de cruz en el universo. De este modo, a través de su sacrificio visible como un hombre clavado en una cruz, mostró su acción sobre el mundo invisible.

Así, de la Biblia hebrea a los libros sapienciales, se enriquece la perspectiva de la verdadera sabiduría, el don de Dios, la que hace felices a los hombres, no tanto por los bienes materiales recibidos en esta vida, si no más bien por la recompensa recibida después de la muerte, concretada en la confianza depositada en la benevolencia del Señor para aquellos que lo respetan y se esfuerzan por cooperar en sus designios de salvación. En este sentido, los árboles emblemáticos de la Tierra Prometida y los árboles de la promesa que marcaron el escenario de una vida feliz, desaparecen ante el árbol que simboliza la sabiduría que da pleno acceso a la bienaventuranza, ante el árbol de la cruz que lleva la Sabiduría aumentada y que resume todo el simbolismo del árbol tal como se encuentra en la Biblia : el Árbol de la Vida que, desde el Génesis hasta el Apocalipsis, enmarca el destino del hombre en la tierra como un punto entre el Alpha y el Omega, Cristo Luz del mundo.

En Conclusión
Lo que personalmente extraigo del significado del Árbol de la Vida es que es un símbolo de vida, que une a las personas, las acerca a la naturaleza y las conduce por el buen camino que les acerca a Dios. ¿Y para ti, qué simboliza el Árbol de la Vida?